Aventura sobre ruedas

Hace un tiempo comenté por aquí que no me gustaba conducir, esto todavía no ha cambiado aunque con la cosa de tener coche propio me voy acostumbrando, que no gustando. Ayer me dio un brote de valentía y sin pensarlo me fui de noche a casa de mi hermana, que vive en un pueblo de al lado, o sea que incluso tome una carretera general para llegar jeje. Esto parecerá una tontería pero para mí es todo un logro. ¡¡¡ Bien por mí!!! El caso es que llevaba un tiempo sin querer coger el coche por mi última anécdota, ahora que lo pienso podría escribir un libro con todo lo que me ha pasado, pero me centraré. Tengo que decir, antes de empezar, que no conduzco mal del todo, es que me pasan estas cosillas que hacen que pase de la conducción.

Era un sábado por la noche (tono misterioso xD) y me decido a salir por primera vez con mi coche, todo va sobre ruedas (nunca mejor dicho), la noche pasa muy bien y todo va terminando, llevo a H. a su casa y por el camino a la mía se me ocurre la maravillosa idea de darme un vuelta mientras termino de escuchar la canción que sonaba en ese momento en la radio, recojo a una amiga que también estaba por ahí para darnos La vueltecita y de repente el coche empieza a hacer un sonidito raro , no le doy importancia y seguimos hablando y disfrutando de nuestra vuelta, el caso es que el ruido empieza a aumentar y ya empezamos a asustarnos , decido llevarla a su casa y en ese tramo el ruido aumenta más y el coche empieza a temblar , la tiro literalmente la puerta de su casa y decido llegar a la may como sea , ya acojonada del todo. Fue llegar a mi casa salí del coche corriendo y sin mirar atrás por si explotaba o algo jajaja, que maaaal, ahora me río pero lo pasé fatal.

¿Qué era lo que pasó con el coche? No sé ni por que lo cuento, esto va a hacer que mi reputación caiga en picado, pero es que es digno de contarlo, ya es una historia mítica en mi vida. En resumen, se pinchó la rueda pero no quedó ahí pues al seguí conduciendo se desinfló del todo y como seguí y seguí terminé destrozando la rueda, perdí el tapacubos y cuando llegué a casa de la rueda solo quedaba trocitos de goma… todavía en la calle por la que volví a casa deben de estar los trocitos de mi rueda y el tapacubos nunca lo recuperé.

Ea, esa es la última aventura, la de cuando un amigo se tuvo que montar en marcha porque el coche no arrancaba o la de cuando salía humo pues no bajé el freno de mano la cuento otro día.

Después de esto no espero que me dejéis nunca el coche, pero tranquilos que yo tampoco lo pediré.

5 comentarios:

MalaMalísima dijo...

jajajajjaja a mi me han pasado varias cosas del estilo... y tampoco me gusta nada conducir, asi que cuando sea rica quiero un chofer

melkiades dijo...

POr dios, Mae. Vale lo del freno de mano. Pero lo de la rueda pinchada. Si tenía un ruido deberías haber parado. Ahora te costará la gracia unos cuantos euros.

Mae dijo...

@melkiades lo sé, lo sé , no me volverá a pasar jajaja. la gracia ya me costó 300 euros y haciendome un favor.
@MalaMalísima yo me pido dos, uno para llevarme y otro para traerme jajaja

Ledicia dijo...

jajaaj la verdad que nunca me ha pasado nada así como para contar salvo cuando un chico bebido me dió un golpe con el coche se dió a la fuga y lo encontré 4 calles más abajo pq se le rompió el coche del golpe! ahora que toco madera y es que a mi no es que me guste conducir! es que me encanta! ir sola en coche poner la música a tope... cantar!! ver como pasa el tiempo la gente en los semáforos... es toda una rutina!

Tengo una amiga que odia conducir tb, y ayer atropelló a un ciclista, o le hizo nada, pero se llevó un susto.. ufff

un besazo y feliz 2009!

Anónimo dijo...

yo ase un año a tras andube con un taxi y es vacan a serlo en cualquier lado oscuro y sobre un taxi y a hora nado con chico que es colictivero pero anu no pasa nada pero encantaria esop bay...