Que llueva , que llueva...

Hoy todo el día lloviendo y vagueando, como me gustan estos días, lo malo es que no hace mucho frío y me ha faltado la estufita y las castañas para que fuese perfecto, pero aun así me ha gustado.


Ainssss que melancolía desprende la lluvia, cuando no te coge en mitad de la calle y sin paraguas, claro, por que ahí, más que melancolía, te toca un poquito las narices la joia lluvia.


Nunca llueve al gusto de todo, pero lo que es menester, como dice mi madre, es que llueva y que llueva bien para que la tierra lo agradezca, que de agua nunca vamos “sobraos”.


Y diciendo esto me acabo de acordar de cómo me cabrea gente que se deja el grifo abierto para fregar, es que nadie los ha enseñado a que primero se enjabona y luego se enjuagaaaaaaaaa… respira, madre mía, más de un disgusto me ha traído esto.


Me acabo de dar cuenta de como desvarío
y cambio de tema así sin más. Mis escritos no tienen ningún hilo, trataré de solucionarlo y ahora me voy a cenar que tengo hambre.



3 comentarios:

Parisina dijo...

Ayyyyy, la estufita de carbón y las castañas, qué dulces (y nunca mejor dicho) recuerdos de mi infancia me has traído.

luna dijo...

maaaaaaaaaaaaeeeeeeeeeee ya estoy aki jejeje,aloviuyuyuuuuuuuuuuuu

hackett4life dijo...

Pues no, sobrados de agua nunca andamos, la verdad. A mí los días de lluvia también me causan cierta tristeza y eliminan de mi ánimo la intención de hacer cosas. Con respecto al hilo conductor de tus posts, no es mala idea que los estructures un poco si así lo deseas, pero no permitas que eso les haga perder frescura y fluidez.

Dios, ni que fuera un literato. A veces me paso dando consejos, cuando no tengo ni idea de nada.

Un besote.